MICRO MANUAL PARA TROLLS (PRO Y AMATEUR)

Por Andrés Núñez Leites


1. Utilice argumentos ad hominem, para colocar al oponente en lugar de tonto, títere o malintencionado.

2. Apele a la respuesta emocional del oponente y de su auditorio. Genera discusiones inmediatas, respuestas destempladas y divisionismo entre los oponentes.

3. Niegue los hechos y/o sus causas, si no le favorecen. Poner en duda el principio de realidad del oponente es una ventaja estratégica en cualquier discusión.

4. Nunca acepte como ciertos los argumentos del oponente, incluso a costa de contradecirse. Generalmente se leen comentarios puntuales y no todas las intervenciones en una discusión.

5. Busque situar en el discurso a su oponente como simplista o maniqueo, implicando que usted tiene una perspectiva más completa y compleja.

6. Haga afirmaciones verosímiles, sin importar que no sean verdaderas. Recuerde apelar a la carga emocional de lo enunciado (ver p. 2).

7. Utilice datos precisos, numéricos, sin citar la fuente, dando por hecho que son verdad y forzando al oponente a perder tiempo comprobándolas.

8. Haga perder tiempo y energía a su oponente. Desgástelo en discusiones bizantinas.